Se quiere salvar la caravana del fundador del gran circo Kludský

V maringotce Karla Kludského, foto: Jan Beneš, archiv ČRo

El histórico circo checo de Karel Kludský fue una vez uno de los más grandes de toda Europa y llegó a tener unas 200 caravanas. Ahora, Jirkov, la ciudad natal de Kludský, está buscando fotos de su caravana personal para restaurarla.

La caravana de Karel Kludský, foto: Jan Beneš, Archivo de ČRo

La lujosa caravana de Karel Kludský estuvo descomponiéndose durante más de 40 años en un jardín de Praga hasta que la ciudad de Jirkov la rescató el año pasado. Esta ciudad del norte de Bohemia fue donde el jefe del circo pasó toda su vida cuando no era temporada de espectáculos, y donde fue enterrado en 1927. Ahora hace un llamamiento a los checos que tengan fotos de la caravana y que quieran ayudar a restaurarla.

El circo de Kludský llegó a tener unas 200 caravanas, se hizo reconocido en todo el país gracias a sus acróbatas, domadores de leones, lanzadores de cuchillos y equilibristas. Tanto fue así que el escritor Eduard Bass se inspiró en él para crear la novela Circo Humberto, y también aparece ilustrado en las aventuras de “El gato Mikeš” de Josef Lada.

El dueño del circo, Karel Kludský, vivió durante años en una de las caravanas. Esta era de lujo, tenía 5 habitaciones, medía 10 metros de largo y contaba incluso con un piano. Incluía también una biblioteca y una gran entrada con terraza.

La caravana de Karel Kludský, foto: Jan Beneš, Archivo de ČRo

František Kašpar fue uno de los encargados de transportar la caravana a Jirkov y cuenta a la Radio Checa que fue toda una sorpresa, principalmente por su peso.

“Subestimamos un poco el peso. Pensamos que quizás eran 7 toneladas, pero al final fueron 10. Menos mal que la cargamos con una grúa adecuada. Tuvimos que hacer un accesorio especial con seis bases para evitar que se cayera".

El dormitorio neobarroco, la biblioteca e incluso el piano de la caravana de Kludský están intactos. Pero su ciudad natal, Jirkov, está buscando fotografías de la época para que el exterior y el interior puedan ser restaurados completamente, afirma Eliška Broumská, la funcionaria cultural del ayuntamiento.

Karel Kludský, foto: ČT

“Si alguien ha estado en el circo de Kludský, especialmente dentro de la caravana, y tiene las fotos, sería de gran ayuda. Mucha gente nos ha ofrecido objetos que dicen que estaban en la caravana. Por ejemplo, llegó un hombre con una lámpara de techo antigua. Pero sin fotos, no podemos estar seguros".

En los mejores tiempos del circo, su colección de animales estaba compuesta por 700 de ellos que conseguían atraer a audiencias de hasta 10 000 personas. El historiador regional Michal Bečvář cuenta que los inicios del circo no fueron sencillos.

La Villa de Kludský en Jirkov, foto: Stanislava Brádlová, Archivo de ČRo

Después de la Primera Guerra Mundial, las familias de los circos atravesaron tiempos difíciles. Pero en 1920, Karel Kludský compró una villa en Jirkov. Decoró las puertas con majestuosas esculturas de leones y levantó una carpa de circo en el jardín para entrenar animales: jirafas y sus favoritos, los elefantes, de los que había unos 26.

El circo original de Kludský cerró en 1934. Sin embargo, su hijo, que también se llamaba Karel Kludský, y su esposa Elsa, permanecieron en Jirkov hasta que fueron desalojados de la villa en la década de 1950.

Fuente: CC0

El historiador cuenta que las autoridades comunistas asignaron a la pareja un piso a las afueras de un pueblo vecino. Karel Kludský estaba orgulloso del circo de su padre y se negó a vivir en el piso, por lo que pasó el resto de su vida en la caravana y solo entraba para usar la cocina.

10
50.499903000000
13.447707700000
default
50.499903000000
13.447707700000
Authors: Andrea Romero , Brian Kenety
run audio